Grupos de la Universidad Católica, Universidad de Chile, Universidad de Santiago y la Universidad Austral de Chile, entre otros, se encuentran avanzando en distintos modelos para ser replicados en serie de los equipos, que son el principal insumo médico para tratar a los pacientes graves contagiados con el virus.

Mira el video

La disponibilidad de ventiladores mecánicos se ha convertido en una de las preocupaciones que más atención ha concentrado ante el avance del COVID-19 debido a que se trata del principal insumo médico para tratar a los pacientes graves contagiados con el virus. 

El ministro de Salud, Jaime Mañalich, dijo el jueves pasado que el gobierno “prescinde” de los más de 1.400 respiradores que el gobierno adquirió y que debían llegar a fines de mayo.

Según confirmó el ministro a CHV Noticias, serán 4.200 los ventiladores disponibles en Chile para el peak de contagios, el cual llegaría a una cifra cercana a los 100.000 casos.

Lee también: Investigadores chilenos avanzan en la validación de un nuevo mecanismo de diagnóstico del COVID-19

En ese escenario, al menos 14 grupos de distintas universidades chilenas se encuentran trabajando en prototipos que puedan ser replicados en serie.

En la Universidad Católica hay un equipo liderado por el ingeniero Felipe Lechuga que ya tiene cinco ventiladores fabricados y el pasado jueves realizaron probaron uno con un pulmón artificial.

El equipo no está hecho con impresión 3D, tiene piezas de acero inoxidable y fue realizado en base a un modelo de una máquina española. Esta semana contarán con una línea de ensamblaje en el centro de innovación de la universidad, por lo que Lechuga afirmó que lo único que les faltaría es que la autoridad sanitaria valide el prototipo para comenzar la producción.

En tanto, en la Universidad de Chile hay dos equipos: el primero es del área de ciencias, liderado por el académico Juan Carlos Letelier, quien trabaja en coordinación con los centros de manufactura industrial de la FACh, el Ejército y la Armada. 

Lee también: Banco Mundial asegura que el PIB de Chile caerá en un 3,3% a causa del COVID-19

El otro grupo es encabezado por el vicedecano de Ingeniería, James McPhee, quien cuenta con el respaldo de la Facultad de Medicina, que trabaja a partir de un diseño liberado por el MIT. 

En el caso de la Universidad de Santiago (USACh), el ingeniero eléctrico Patricio Nova lidera un equipo que partió trabajando con un prototipo de su empresa, Procid, y hace dos semanas presentó resultados a Alejandro Santander, jefe de pacientes críticos de la ex Posta Central.

También en la Universidad Austral hay un equipo trabajando un prototipo, que el pasado jueves fue probado por primera vez con un animal, un cerdo que habría funcionado bien.

De este modo, si consiguen el visto bueno de la autoridad sanitaria, proceder con pruebas en humanos.

Leufülab es parte de