ventilador_leufulab_uach_ingenieria_covid19

En Valdivia se elabora un aparato que serviría para sustituir la labor de ventiladores mecánicos, ante la escasez del dispositivo en el país producto de la emergencia por Covid-19. En primera instancia se podría utilizar en urgencias de recintos de salud, para pacientes que esperan un respirados artificial.

El proyecto es desarrollado por profesionales del Laboratorio Leufülab de la Facultad de Ciencias de la Ingeniería de la Universidad Austral de Chile, en base a un AMBU, que es un resucitador manual o bolsa autoinflabe, al que le agregan nuevas funciones.

Así lo explicó el médico residente de la Unidad de Cuidados Intensivos del Hospital Base de Valdivia, Claudio Flores, quien asesora técnicamente la iniciativa, afirmando que dicho aparato al ser cerrado puede ser utilizado en urgencias para pacientes afectados por el Covid-19, que deban esperar un ventilador mecánico.

En esa línea, señaló que dicho aparato, que denomina como Ambumatic, al no necesitar la mano humano para sujetarse, daría la facilidad para que sólo un profesional esté monitoreando el estado de cuatro pacientes y no de uno sólo como lo sería con el AMBU convencional.

Si bien en primera instancia podría ser utilizado en urgencias, dijo que también su uso puede ser ampliado, sustituyendo la labor de los ventiladores mecánicos ante una eventual falta de éstos.

Respecto de su financiamiento, el presidente del Consejo Regional de Los Ríos, Eduardo Hölk, confirmó un compromiso con el proyecto, con recursos aprobados para la contingencia.

Flores, quien además es decano de la Facultad de Medicina de la UACh, señaló que esta semana realizarán las pruebas en animales y que el próximo viernes el artefacto podría quedar operativo, para luego esperar su validación, incluso antes de que termine el mes, indicó el profesional.

Leufülab es parte de